Información sobre Dengue, Zika y Chikungunya

Home  >>  Info Pacientes  >>  Información sobre Dengue, Zika y Chikungunya

Información sobre Dengue, Zika y Chikungunya

En las últimas semanas apareció un nuevo brote de dengue en nuestro país, así como diversas noticias acerca de otras dos enfermedades también transmitidas por mosquitos infectados: el Zika y el Chikungunya.

Y si bien no hay casos de Zika autóctonos en la Argentina (es decir, quienes tienen el virus lo contrajeron en el exterior), es importante entender de qué manera prevenirlos y tener en cuenta ciertas recomendaciones para poblaciones específicas.

Desde el servicio de medicina del viajero del CMH – Dr. Pedro Cahn hemos recibido numerosas consultas en las últimas semanas, por lo que hemos elaborado un pequeño documento con algunas preguntas y respuestas:

1. ¿Qué son el Dengue, la Chikungunya y el Zika?

Son enfermedades causadas por un virus que es transmitido a través de la picadura de mosquitos infectados. Este tipo de mosquito es de la especie Aedes, el más importante es el Aedes aegypti. 

Es importante recordar que no todos los mosquitos contagian el dengue, sólo aquellos que previamente han picado a un individuo enfermo.

 2. ¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas usualmente incluyen fiebre alta, fuerte dolor de cabeza y dolores en la espalda, los músculos y las articulaciones (se conoce al dengue como enfermedad “rompe huesos“). También son comunes las náuseas, vómitos y pérdida del apetito. Puede aparecer erupción en la piel de 3 a 4 días después que comienza la fiebre. Estos síntomas usualmente no duran más de 7 días. En raras ocasiones, el dengue puede aparecer como una enfermedad grave y potencialmente mortal llamada dengue hemorrágico (DH).

En el caso de la fiebre Chikungunya en hasta el 30% de los casos la infección es  asintomática. En otros casos puede cursar como enfermedad aguda (similar a los síntomas del dengue), subaguda o crónica. En adultos mayores 65 años y/o con enfermedades crónicas subyacentes se han descripto formas más graves y letales.

Los síntomas en la enfermedad por virus Zika son similares a los de otras infecciones entre ellas el dengue, y consisten en fiebre, erupciones maculo-papulares en piel, conjuntivitis, mialgias (dolor muscular), artralgias (dolor articular), malestar y cefaleas; suelen durar entre 2 y 7 días. De todos modos, la mayoría de los casos cursan en forma asintomática.

La organización mundial de la salud  (OMS) recordó que las mujeres embarazadas que tengan planeado visitar las zonas afectadas deberán consultar a su médico antes de viajar. En el primer trimestre del embarazo se aconseja no viajar a los países con riesgo de transmisión del virus como Brasil.

 3. ¿Qué es el dengue hemorrágico (DH)?

Es una forma más grave de dengue. Esta forma clínica se presenta en pacientes que ya han  contraído dengue previamente y son picados por un mosquito que les transmite un serotipo diferente. Actualmente se suele denominar «dengue grave»; comienza igual que el dengue clásico pero luego de los primeros días aparecen hemorragias y alteraciones en el sistema circulatorio. Puede ser fatal si no se reconoce o trata adecuadamente en el momento oportuno. Con buen manejo médico, la mortalidad en las formas graves de dengue puede ser inferior al 1%.»

4. ¿Cuál es el tratamiento para estas enfermedades?

No hay medicamentos específicos que curen el dengue, la chikungunyia y el virus Zika. Solo se realiza tratamiento de los síntomas y un seguimiento estricto de los pacientes Se requiere que las personas que se encuentren infectadas descansen e ingieran líquidos frecuentemente para mantenerse hidratados.

5. ¿Por qué estas enfermedades son más frecuentes en zonas urbanas?

Aedes aegypti, el mosquito vector principal de estos virus, está estrechamente relacionado con los seres humanos y sus viviendas. Vive en áreas urbanas y suburbanas tropicales y subtropicales. El mosquito pica más en la mañana por varias horas después del amanecer pero puede hacerlo durante todo el día en áreas bajo techo o en áreas cercanas protegidas de la luz solar directa. El mosquito se desarrolla en envases caseros que puedan retener agua estancada y limpia tales como latas, tanques, cisternas, neumáticos, baldes y floreros.

 6. ¿Qué hago si sospecho que tengo alguna de las enfermedades?

  • Concurrí al Centro de Salud de inmediato.
  • Evitá viajar.
  • Evitá tu contacto y el de tu grupo familiar con el mosquito en tu hogar mientras estés con fiebre o hasta que se descarte el diagnóstico de dengue. La persona luego del período febril no transmite el virus al mosquito.
  • Evitá tomar aspirina o ibuprofeno porque pueden favorecer las hemorragias, tome paracetamol en caso de dolor intenso o fiebre, sin exceder los 2 gramos por día.
  • Si se presentan vómitos o dolor abdominal, debés acudir inmediatamente al hospital, ya que puede requerirse tratamiento con líquidos endovenosos.

 7. ¿Qué se puede hacer para reducir el riesgo de adquirir el Dengue, Chikungunya y Zika?

 La mejor medida de prevención para residentes que viven en áreas infestadas con Aedes aegypti es eliminar los lugares donde el mosquito pone sus huevos, principalmente los envases artificiales que acumulan agua.

La acumulación de agua estancada es el lugar propicio para el criadero de mosquitos, por lo tanto si se toman algunas medidas es posible disminuir su desarrollo y expansión. Algunas acciones cotidianas que se pueden realizar para impedir la presencia y reproducción del mosquito en las viviendas son:

1. Descartar los recipientes que contengan agua estancada, tanto dentro como fuera de su casa.

2. Remover el agua de canaletas y recodos, y renovar el agua de floreros, peceras y bebederos de animales al menos cada tres días y limpiar las paredes internas de los mismos.

3. Desechar los objetos inservibles que estén al aire libre y en los que se pueda acumular agua de lluvia (latas, botellas, neumáticos, juguetes, etc.)

4. Mantener boca abajo los recipientes que no estén en uso (baldes, frascos, tachos,

cacharros y macetas, entre otros)

5. Tapar los recipientes utilizados para almacenar agua (tanques, barriles o toneles)

6. Mantener limpias, cloradas o vacías las piletas de natación fuera de la temporada.

7. Mantener los patios desmalezados y destapados los desagües de lluvia de los techos.

8. Utilizar espirales o tabletas repelentes en el interior y antorchas de citronella en el exterior

9. Rociar insecticidas en base a permetrina en el interior de las casas

10. Colocar mosquiteros o telas metálicas en puertas y ventanas.

 

Dra. Florencia Cahn

Sub-Directora Médica

CMH – Dr. Pedro Cahn