Información sobre hepatitis

Home  >>  Info Pacientes  >>  Información sobre hepatitis

Información sobre hepatitis

 

1.  ¿Qué es la hepatitis?
La hepatitis es la inflamación del hígado producida, en la mayoría de los casos, por virus.

2.  ¿Qué pasa cuando una persona contrae hepatitis?
El hígado se inflama y su funcionamiento se ve alterado. Hay varios tipos diferentes de hepatitis virales , de acuerdo al tipo de virus con el que la persona se infecte. Las hepatitis virales son causadas más frecuentemente por los virus de hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C. El consumo excesivo de alcohol, las toxinas, algunos medicamentos y determinadas afecciones médicas también pueden causar hepatitis.

3.  ¿Me puedo vacunar contra la hepatitis?
La Hepatitis A y la Hepatitis B tienen vacuna que, en el caso de Argentina, están incluidas en el Calendario de Nacional de Vacunación. Para la hepatitis C no existe vacuna, por lo que la prevención es la mejor herramienta.

4.  ¡Conocé más sobre cada una de ellas!

  • La hepatitis A se transmite por la ingestión de alimentos o bebidas contaminados y se asocia a falta de agua potable y saneamiento deficiente. Las mejoras en este aspecto y la vacuna son medidas que permiten prevenir la enfermedad. A diferencia de las hepatitis B y C, la hepatitis A no causa hepatopatía crónica y rara vez es mortal.
  • La hepatitis B se transmite por vía sexual, sanguínea y madre – hijo (en el momento del parto o a través de la leche materna). El virus también puede vivir en líquidos del cuerpo como la saliva y las lágrimas. En muchos casos es una enfermedad autolimitada pero en otros puede evolucionar a la cronicidad incluyendo la evolución a cirrosis y cáncer de hígado. Recordá que este es un cáncer prevenible mediante la vacunación. Si no estás vacunado, te sugerimos hacerlo.
  • La hepatitis C se transmite por vía sanguínea, vía sexual y de la mamá al bebé. Suele evolucionar a la cronicidad. En algunos casos después de varios años se puede producir cirrosis y cáncer de hígado. La coinfección con HIV empeora la situación pero a diferencia de este último, la hepatitis C es curable. Por eso es importante hacerse el análisis de hepatitis C. No hay vacuna para la misma.