¿Qué es la neumonía?

Home  >>  Info Pacientes  >>  ¿Qué es la neumonía?

¿Qué es la neumonía?

La neumonía es la inflamación de un segmento de uno o ambos pulmones producida por distintos gérmenes.

1. ¿Cómo se presenta?
Se presenta en forma variable aunque lo más frecuente es que el paciente presente  tos, fiebre, decaimiento, expectoración o flema y algunas veces dolor en el tórax y falta de aire.

2. ¿Quienes pueden presentar complicaciones?
Los ancianos y los adultos de cualquier edad con factores de riesgo presentan un mayor probabilidad de desarrollar complicaciones ante un cuadro de neumonía.  Estas pueden ocurrir cuando las bacterias pasan del tejido pulmonar a la sangre y ocasionan infecciones en otros sitios como las meninges (meningitis). También pueden producir la acumulación de pus en la pleura (membrana que recubre los pulmones) que se denomina empiema.  Por todos estos  motivos es muy importante la consulta oportuna ya que el pronóstico y la evolución de esta infección es mejor si se interviene en forma temprana.

3. ¿Cuáles son las causas de neumonía?
En casi la mitad de los casos no se puede identificar una causa precisa de esta infección pulmonar. En los casos en que sí se detecta un agente causal, el más frecuente es una bacteria denominada Streptooccus pneumoniae o más conocida como neumococo. Los virus como el de la gripe y otros, también pueden producir neumonía solos o asociados al neumococo o muchas veces producen una infección inicial que facilita que el neumococo llegue al pulmón.

4. ¿Qué hacer frente a una neumonía?
Es importante la consulta precóz ante los síntomas antes mencionados ya que se dispone de antibióticos efectivos contra el neumococo, pero también debemos recordar que cuanto más se demore la misma, mayor es la posibilidad que la infección tenga una menor respuesta a este tratamiento. El tratamiento de una neumonía puede hacerse con antibióticos administrados por boca pero en algunos casos por vía endovenosa si el paciente se encuentra internado. A veces puede haber requerimiento de oxigeno. Como medidas generales también el paciente debe recibir una adecuada hidratación, evitar el contacto frecuente con otras personas y hacer reposo.

5. ¿Cómo se puede prevenir la neumonía?
Existen también medidas generales como estar bien alimentado,  mantener un buen estado físico, no fumar, evitar el hacinamiento, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o gel alcohólico, ventilar y mantener limpios los ambientes de la casa. Más allá de estas medidas generales, hoy se dispone de vacunas que pueden evitar que una neumonía se presente o que se complique. La vacuna antigripal cumple un rol muy importante en este sentido, ya que el virus de gripe también conocido como virus de influenza, puede producir neumonía por sí mismo o facilitar que el neumococo u otras bacterias produzcan esta infección

6. ¿Cuál es el rol de la vacuna contra el neumococo?
En la actualidad existen en nuestro país, dos vacunas para prevenir la neumonía, vacuna antineumocócica polisacárida de 23 serotipos (VPN23) y vacuna antineumocócica conjugada de 13 serotipos (VCN13).

Se ha demostrado que la vacuna de 23 serotipos es eficaz para prevenir la enfermedad neumococcica invasiva y que la vacuna conjugada 13 valente genera mayores valores de anticuerpos y es eficaz para prevenir la neumonía adquirida en la comunidad, es por ello que se recomienda lo que se denomina “Esquema Secuencial”.

Este esquema consiste en aplicar una dosis de la vacuna 13 valente conjugada y, al año, aplicar una dosis vacuna de 23 valente.

El Esquema Secuencial está indicado para todos los adultos a partir de los 65 años y para los menores de esa edad con enfermedades o condiciones crónicas tales como: cardiopatías, enfermedades pulmonares, diabetes, enfermedades hepáticas o alcoholismo.

En los pacientes inmunosuprimidos el esquema secuencial está disponible en el Calendario Nacional desde 2012 pero con un intervalo de 8 semanas, entre ambas vacunas.

Se puede aprovechar la campaña de vacunación antigripal para aplicarla ya que no hay ningún inconveniente en la administración simultánea de ambas, (antigripal y cualquiera de las vacunas antineumocócicas).